La alternativa de la compasión y el perdón

Ya hace tiempo que Carlo M. Cipolla[i] describió que en este mundo hay personas inteligentes que buscan tanto su propio beneficio como el de los demás. Igualmente, el admirado gurú del liderazgo, S.R. Covey[ii], ratificó esta forma de relacionarse con los demás como el famoso Win-Win ©Covey (Ganar-Ganar).

Parece evidente que la opción planteada anteriormente nos lleve a mayores posibilidades de mantener relaciones equilibradas y satisfactorias para todos y, sin embargo, a menudo me encuentro en el mundo profesional situaciones que desdicen lo anterior. Situaciones donde primero se busca el ganar yo y los demás quedan en un segundo plano. Esto es la fuente principal de los conflictos: olvidar que el otro es tanto como yo, ni más ni menos que yo.

Es fácil caer en la desconsideración, la falta de respeto o incluso en el daño al otro cuando parto de una percepción que no incluye al otro tanto como a mí mismo.

A menudo todo esto desemboca en situaciones de conflicto, creando daño y que con tiempo todo el mundo acaba perdiendo algo: PERDER-PERDER o ESTUPIDEZ como define Cipolla.

¿Qué opciones tenemos para salir de estas situaciones donde las relaciones están viciadas por los daños recibidos, por los resentimientos latentes e incluso por los deseos de venganza, más allá del resarcimiento del daño?

Desde una perspectiva primaría se me ocurren dos opciones: Pelar para ganar o Huir para no perder.

  • Pelear para ganar. – esta es una trampa del ego y la arrogancia. “me han hecho daño así que lo voy a devolver con más ahínco y voy a ganar”. Es la Ley del más fuerte. De nuevo, a largo plazo, nos llevará a una situación de Perder-Perder. El ser más fuerte no te hace más invulnerable o más inteligente, solo más fuerte.
  • Huir para no perder. – esta es una renuncia a uno mismo, evito la confrontación para no ser dañado más por estar vulnerable en la situación. Esto que puede parecer una solución pensada y calibrada, también es potencialmente una trampa hacia la Estupidez, dado que el resentimiento y la resignación abren la puerta a la lucha soterrada, el sabotaje y la “cerrazón preventiva” que a la larga desmoronan los equipos y llegan al punto de Perder-Perder.

La Tercera alternativa. Compasión y Perdón.

Una alternativa hacia el restablecimiento de la confianza y el bien común es ir más allá de las posiciones estrechas y pequeñas del Ganar-Perder o el Perder-Ganar y reconocer la grandeza y la dignidad en todos para construir soluciones que incluyan al otro. El Ganar-Ganar.

Y, ¿Cómo salgo de esas posiciones?

Quitando el juicio negativo que he puesto sobre la situación y/o las personas, incluido los juicios que también puedo haber puesto sobre mí.

La herramienta para para quitar el juicio es el Perdón. Perdonar los juicios que he puesto, no las conductas de los otros o mías, eso es lo que es. Lo que hacemos es lo que hacemos, ahora bien, si lo teñimos de juicio, eso lo colorea todo y nos lleva al conflicto.

Perdonar los juicios sobre el otro o sobre mí, limpia la conciencia y me permite relacionarme con cualquier situación desde la ACEPTACIÓN y la neutralidad, que es el primer paso para conectar con la felicidad y la grandeza presente en todo momento y en todos nosotros.

Como plantea John-Roger[iii], desde la aceptación puedo cooperar con la situación y así llegar a entender lo que realmente está pasando, lo que me abre la puerta a la empatía y a entender al otro y a mí mismo, de ahí al entusiasmo y la felicidad hay solo un paso.

Así que la pregunta es:

¿Cuánto amor y perdón puedo traer a mi vida hoy para aceptar con neutralidad cada situación y alcanzar resultados ganar-ganar?

Enrique Gómez

Enrique Gómez es coach, mentor, profesor en escuelas de negocios, facilitador de liderazgo y miembro del equipo de Vircoach Center.

 


i Carlo M. Cipolla. Allegro ma non troppo
ii S.R. Covey. Los 7 Hábitos de las Personas Altamente Efectivas
iii John-Roger. El Camino de Salida.[/fusion_text][/one_full]

One reply on “La alternativa de la compasión y el perdón

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *